Título: La uruguaya

Autor: Pedro Mairal

Editorial:  EMECE

Paginas: 168

ISBN: 978-95-00438-20-9

 

 

“Como en los sueños, en Montevideo las cosas me resultaban parecidas pero diferentes. Eran pero no eran.”

Lucas Pereyra viaja a Uruguay en barco por el día a buscar dólares. Son tiempos de restricciones cambiarias. Tiene ya arreglado un encuentro secreto en Montevideo, pero sus planes pueden fallar.

Encandilado por el recuerdo de un verano anterior y agobiado por un matrimonio que se resquebraja, sueña con escaparse y no volver. ¿Con quién se va a encontrar? Montevideo, esa ciudad idealizada por la distancia, se volverá impredecible.

La uruguaya es una novela inquietante y ferozmente entretenida. Con pulso magistral, Pedro Mairal sostiene la intriga en cada una de sus páginas y demuestra, de modo irrefutable, que es uno de los grandes de la literatura argentina contemporánea”.

 

Esta cita es la que figura en la contratapa del libro y en todos los puntos de venta online de esta novela. Particularmente, fue la ultima frase la que llamó mi atención. Como expongo en la descripción de esta categoría dedicada a las reseñas, mi interés se enfoca específicamente —si bien es verdad que me he desviado del camino— en autores argentinos, y si son contemporáneos mucho mejor. En mi caso no conocía ni había leído anteriormente nada de Pedro Mairal (bastante ignorante me sentí luego de leer su biografía y la cantidad de libros publicados y traducidos a diferentes idiomas).

Tomando esto como punto de partida, la verdad es que “La uruguaya” me resulto una excelente carta de presentación. Dos cosas me llamaron la atención apenas comencé a desplazarme por las páginas del libro. En primera medida fue la forma en que está narrado. El protagonista, Lucas Pereyra, escribe una suerte de confesión a su mujer donde le relata no solo la verdad de lo sucedido en el viaje a Montevideo, sino también sus sospechas, sus infidelidades —abordadas de una forma bastante machista para mi gusto— y sus sentimientos mas profundos en relación a la vida que llevan como matrimonio y como padres, pero sin dejar afuera sus propios miedos e inseguridades con respecto a él mismo. En segundo lugar, me  resultó atrapante la idea de una novela que narra los hechos que transcurren en un solo día, desde  que Lucas se despierta para ir a abordar el buque que lo llevara a Uruguay hasta su retorno fatídico. Si bien es verdad que recurre constantemente al flash back y a la introspección del personaje.

Como un poco adelanté en los párrafos anteriores, “La uruguaya” es la historia de Lucas, un escritor sin grandes éxitos que viaja a Montevideo con el fin de evadir las leyes fiscales argentinas y retirar quince mil dolares como pago anticipado por unos proyectos en los que está trabajando. Si bien esta es la historia oficial con la que el protagonista se embarca al país vecino, esconde un motivo si se quiere mas importante para él que la plata, y es el encuentro con Guerra, una uruguaya a la que conoció en un festival en Valizas. El encuentro con esta joven amante despertará en él sentimientos encontrados, donde la idealización de un amor limitado por la distancia y los escasos encuentros, sumado a la frustrante vida que lleva en Buenos Aires lo guiaran a un viaje interior mas intenso aun que el realizado aquel día.

Con una ambientación totalmente eficaz de la ciudad —incluso los que no la conocen pueden fácilmente imaginarla con las descripciones y explicaciones geográficas— y acompañando la lectura de una serie de intertextos sumamente actuales e interesantes, el autor logra que esta novela se la de forma rápida y simple, aún perdiéndonos en los viajes internos del protagonista. Sin ir mas lejos, a mi me tomo unas tres horas reales poder finalizarlo.

Si bien es verdad que la temática no es de lo mas original —infidelidades, la crisis del protagonista (tanto propia como de su matrimonio), etc.—, ambientada en un pasado muy cercano, “La uruguaya” es una de esas novelas con las que todos podemos identificarnos al menos en algo y, al mismo tiempo, repudiar otros actos o actitudes tanto del protagonista como de los demás personajes.