portada-britannia-12Título: Britannia. La isla de los poderosos

Autor: Juan Manuel Sánchez Valderrama

Editorial:  Adarve

Paginas: 396

 

 

Britannia es una novela histórica escrita por Juan Manuel Sánchez Valderrama, ganadora del premio Castillo de Plata entre más de cuatrocientos proyectos competidores.

La historia nos sitúa en el siglo II d.c. en los dominios del colosal imperio romano, famoso entre otras cosas por su vasto territorio conquistado tanto por la espada como por la palabra. En estos momentos el emperador Adriano decide poner fin al afán de expansión y comenzar a reforzar sus fronteras, en el caso de Britannia con un muro de aproximadamente 119 kilómetros de largo donde se desarrolla esta historia.

En principio, lo que me sorprendió fue la claridad con la cual puede notarse la investigación detrás de este libro. Desde la primera página nos encontrarnos con datos históricos que le dan gran entidad y presencia a las escenas. Territorios, comidas y costumbres son algunas de las cosas fielmente desarrolladas y debo admitir que, más por curiosidad que por otra cosa, me tomé el trabajo de revisar algunos de los datos facilitados tanto sobre los romanos como sobre los pictos (o barbaros), los pueblos más allá de la frontera romana. La mezcla de realidad y de ficción hace que ciertamente nos podamos imaginar a estos personajes  en aquel momento histórico siendo partícipes de los hechos ocurridos.

En los comienzos de esta historia, Herius, un desinteresado mujeriego, se ve obligado a dejar su vida y aceptar el puesto de praefectum fabrum en la inhóspita tierra de Britannia, donde deberá supervisar la construcción del célebre muro de Adriano. Una tarea que, si bien tediosa y aburrida, cambiara su vida y la de su entorno para siempre.

El honor, la amistad y el valor de las promesas son algunos de los valores que conducirán a Herius en un viaje sin retorno donde deberá abandonar las comodidades de la ciudad y hacer frente a la traición y a un pueblo de barbaros dispuestos a todo para defender su territorio y sus costumbres.

La evolución de los personajes es algo que amerita ser remarcado. Tanto los iniciales como los que se van sumando a la historia de nuestro héroe van desarrollándose con el pasar de los capítulos, conociéndose a sí mismos y sus destinos. Sin duda esto le da un gran valor a la novela, permitiéndonos ver como el paso del tiempo y el suceder de hechos –desafortunados o no- obliga a los personajes a replantearse lo que hasta ese momento creían su única forma posible de ser.

Como crítica debo mencionar que, en algunos pasajes del libro, sentí que se podría haber explotado mucho más la descripción de los combates, tantas veces necesario para poder asegurar la suerte de los personajes y tan valioso para el imperio romano. Más allá de esto la historia resulta realmente atrapante y, desde sus primeras líneas sentiremos la necesidad de acompañar a Herius en la construcción de su propio camino.